El pulpo ha hablado!

Publicado: julio 9, 2010 en Sin categoría

CAMPEONES DEL MUNDO!

Anuncios

Un baile… calentito

Publicado: julio 8, 2010 en Sin categoría

Lo peor de todo esto?…

que vuelve a por más.

QUE POTENCIA!


Robben se dejó llevar…

Para ser un campeón…

Publicado: julio 8, 2010 en La pitonisa

Buen juego, un gran dominio del balón, hambre de gol, unos reflejos espectaculares y una visión de juego prodigiosa es lo que convierte a esta selección en un grandísimo equipo al que todos temen enfrentarse. Pero eso no es suficiente, para ser campeón un equipo necesita compañerismo, confiar en el que tiene delante, en el que tiene detrás, en el que está bajo los palos y en aquel que saldrá si sufres una lesión, y eso, esta selección LO TIENE. Porque si algo nos han demostrado hasta ahora es que son una piña, que confían en sus posibilidades y en las de sus compañeros, que se apoyan y que son conscientes de su gran potencial. Partido tras partido su juego nos hace creer que se puede; pero si millones de españoles vibran, sueñan, gritan y lloran con la roja es por ese espíritu campeónque nos hizo ganar la Eurocopa y que se ve reflejado en el esfuerzo y la entrega de cada uno de estos jugadores cuando salen al campo. Como si de un sueño se tratara, hemos llegado a la final, nos ha costado, pero aquí estamos. Sería increíble poder volver a disfrutar del poderío de Pepe Reina al micrófono nombrando a cada uno de sus compañeros, exaltando sus virtudes y haciéndonos disfrutar de sus dotes como speaker. España viviría un momento histórico, en cualquier rincón encontraríamos miles de aficionados eufóricos, un país entregado y millones de gargantas sumidas en una ovación sin igual, si finalmente, tras la final del día 11, por fin, pudiéramos decir que SOMOS CAMPEONES DEL MUNDO.

Así no hay que sentarse…

Publicado: julio 8, 2010 en Kapo


Tras 90 minutos de tension y nervios, un grupo reducido de personas hizo saltar, gritar, cantar, sonreir, abrazarse… a todo un país.

La selección española está a solo un paso, un solo partido, de alcanzar la gloria, y España entera de poder ver a su capitán levantar la copa de CAMPEONES DEL MUNDO.